Jorge Loring Martínez Pionero de la Aviación Española (1.889 - 1.936)
               Jorge   Loring   Martínez,   nieto   del   Ingeniero,   Empresario   y   Político   D.   Jorge Loring   Oyarzabal   y   de   Dª   Amalia   Heredia   Livermore,   primeros   marqueses   de   la Casa   Loring,   biznieto   de   D.   Manuel   Agustín   Heredia,   nació   en   Málaga   el   día   12   de Octubre de 1.889 .                Proveniente   de   una   acaudalada   familia   dedicada   desde   el   comienzo   del   siglo   a negocios   bancarios,   mineros,   siderúrgicos   y   ferroviarios,   tuvo   cinco   hermanos, Manuel,   Ana,   Fernando,   Teresa   y   Carlos.   Su   destino   parecía   aorientado   hacia   el mundo   empresarial,   sin   embargo   tenía   grandes   inquietudes   por   conocer   como funcionaban   las   máquinas   que   le   llevó   a   cursar   y   acabar   en   1.912,   la   carrera   de Ingenieros de Caminos.
                        Ingresó   en   la   administración   del   estado   y   fue   destinado   a   Ciudad   Real, pero   esa   vida   no   le   llenaba,   lo   que   le   gustaba   eran   esos   artilugios   voladores, pidió   la   excedencia,   para   dedicarse   a   su   verdadera   vocación   "la   aviación".   Ese mismo    año    1.916,    obtuvo    el    tituló    de    piloto    de    aeroplanos    en    la    Escuela Nacional   de   Aeronáutica,   sita   en   Getafe   (Madrid),   comprando   un   avión   tipo Blériot,   construido   bajo   licencia   en   españa,   poco   le   duró   pues   lo   destrozó   en un   aparatoso   aterrizaje. Aquello   no   frenó   sus   impulsos   por   volar   y   continuó   en el   mundillo   de   la   aviación,   hasta   que   en   1.917   pasó   a   ser   Director   Técnico   de   la empresa   Pujol,   Comabella   y   Cía   de   Barcelona,   dueña   de   una   Escuela   de   Pilotos Aéreos   en   el   Prat   de   Lloblegat   y   de   unos   talleres   desdicados   a   la   construcción de   automóviles   y   aviones.   En   este   lugar   conocería   al   piloto   de   pruebas   de   la casa,   el   torrelaveguense,   D.   Joaquín   Cayón   Gutierrez,   al   que   le   unió   una   gran amistad   y   que   cuando   regresó   a   Madrid   a   Carabanchel   a   su   fábrica   de   aviones se   llevó   consigo   a   su   amigo   Joaquín,   que   fallecería   en   unas   pruebas   con   el nuevo avión que diseñó.                         Con   la   experiencia   adquirida   comenzó   su   aventura   empresarial   en   el mundo   de   las   máquinas   voladoras.   En   1.919   conoció   al   abogado   e   inventor argentino   Raúl   Pateras   Pescara   de   Castelluccio,   creando   una   sociedad   para   la construcción    de    sus    helicópteros    de    palas    contrarotatorias    patentado    por Pateras   Pescara,   como   experimento   no   estuvo   mal,   pero   comercialmente   muy malo.                         En   1.920   consigue   la   concesión   de   la   línea   de   servicios Aeropostales   entre Sevilla   y   Larache   y   tras   abandonar   la   Casa   Pujol   en   1.921   crea   la   Compañía Española   de   Tráfico   Aéreo   (CETA),   que   fué   la   primera   aerolínea   española   de transporte   de   pasajeros.   Con   tres   aviones   De   Havilland   DH90   y   cinco   R-III fabricados   por   él   mismo   realiza   los   servicios   de   la   concesión.   Explotó   la   línea hastya   que   copn   otras   compañías      crearon   una   empresa   monopolista   llamada CLASSA,   que   hacía   recorridos   de   Madrid   a   Sevilla   y   a   Biarritz.   La   compañía   fué incautada  por el gobierno de la república.                         En   1.922   debido   a   la   necesidad   de   pilotos,   creó   una   escuela   privada   de vuelo    en    Carabanchel.    Finalizada    la    I    Guerra    Mundial,    Alemania    no    podía fabricar   aviones   por   el   Tratado   de   Versalles.   Esto   le   llevó   a   colaborar   con   otros países,   con   el   ingeniero   militar   D.   Enrique   Herrera   y   con   el   fabricante   de   la firma   Zeppelin   crearon   una   línea   comercial   de   Sevilla   a   Buenos   Aires   para   el transporte   de   pasajeros   y   mercancias   con   un   tiempo   de   tardanza   de   tres   días, llevando su gerencia.                            El   14   de   diciembre   de   1.927,   la   compañía   de   Loring   inagura   la   línea   aérea Madrid   -   Barcelona.   En   Abril   de   1.930   inagura   la   línea   de   dirigibles   "Colón   Cía Transaérea    Española"    con    la    presencia    del    Rey    Alfonso    XIII,    que    había financiado   parte,   construyó   el   aérodromo   para   los   dirigibles   en   la   finca   sevillan     de   Hernán   Cebolla,   propiedad   del   toreroIgnacio   sanchez   Mejias,   también   piloto de   aviones.   En   este   aeródromo   hacian   escala   los   Zeppelin   en   su   ruta   a   Buenos Aires.               Al   año   siguiente   completó   la   construcción   de   los   Talleres   Loring   localizados igual   que   su   Escuela   de   Vuelo   en   Carabanchel.   Allí   se   fabricaron   aviones   de todo    tipo    como    los    holandeses    Fokker    C.IV,        Ingleses    Avro,    y    diferentes modelos   de   los   autogiros   de   Juan   de   la   Cierva,   como   el   C-7   y   el   C-12,   y   sus propias   aeronaves   diseñadas   por   su   amigo   e   ingeniero   Eduardo   Barrón,   cono los Loring R-1, Loring R-2 y Loring R-3.                         Llegó   la   gran   depresión   de   1.929,   y   tuvo   que   pagar   todas   sus   deudas, perdiendo   casi   todo   su   patrimonio.   En   1.931   Loring   fundó   una   nueva   empresa para   construir   aviones   militares,   llamada   AISA,   que   se   la   tiene   que   comprar   su hermano    Manuel,    Conde    de    Mieres,    teniendo    que    volver    a    empezar    desde abajo,   pero   agobiado   por   la   situación   financiera   decide   también   reingresar   en el   Cuerpo   de   Ingenieros   del   estado.   En   la   fábrica   recibe   un   enorme   encargo   de aviones para la república.                         En   1.936   arranca   la   Guerra   Civil,   y   busca   protección   en   la   embajada británica,   sin   embargo   siguió   con   sus   actividades   empresariales   diariamente en    Carabanchel.    Fué    detenido    y    sometido    a    un    juicio    popular    que    salió absuelto   y   liberado   pero   el   22   de   septiembre   de   1.936   por   parte   de   algunos   de sus   obreros   y   unas   milicias   lo   fusilan   en   su   propio   taller.   Los   talleres   de aviación   son   incautados   por   la   República   desmantelados   y   enviados   Alicante, lejos   del   asedio   de   Madrid.   Una   vez   acabada   la   guerra   volvieron   a   Carabanchel como AISA   (Aeronáutica   Industrial,   S.A.),   pero   sin   su   fundador.   En   la   oficina   de patentes    y    marcas    existen    siete    patentes    de    aeroplanos    (pat    -    nº    56.912), motores   (pat   -   nº   85.802)   y   hélices   (pat   -   nº   68.049,   nº   70.669,   nº   70.908,   71.433, nº 71.484) de Jorge Loring .
Con Alfonso XIII Sevilla II salon de la Aeronautica
Talleres J.Loring en Carabanchel
Loring R-III avión de Reconocimiento y Ataque
Dirigible Zeppelin en Sevilla 1.927
Autogiro de la Cierva C-12
Autogiro delante de los TalleresC-12
Autogiro de la Cierva C6 en 1925
Antigua furgoneta AVIA 2500
Su   familia   hizo   su   reconocimiento   al   fallecido   enterrándolo   en   el   cementerio   de   Carabanchel   el   mismo   día   22 de   septiembre,   su   esposa   con   36   años,   Dª   monserrat   Miró,   con   ocho   hijos   se   trasladaron   a   Málaga   a   donde unos familiares, sacándolos a todos adelante.. Debido   a   la   cercania   de   los   Loring   con   la   monarquía,   Franco   impidió   a   los   sucesores   de   Jorge   Loring,   que fabricaran   aviones,   por   lo   que   vendieron   sus   acciones   a   CASA   (Construcciones   Aeronáuticas,   S.A.)   y   la familia   Loring   con   AISA   se   dedico   en   Carabanchel,   a   construir   furgonetas   y   camiones   con   la   marca   AVIA, empleando motores Diesel Perkins.
Construyó bajo licencia: El Cierva C.7 dos unidades basadas en el Cierva C.6, con motor Hispano-Suiza de  300 cv. El Cierva C.12 y el Holandés Fokker C.IV .
Y propios: Loring RB, avión de reconocimiento monoplano, se construyó en 1.923 Loring C-1, prototipo de caza basado en el R-3, se construyó uno en 1.926 Loring E-1, prototipo de monoplano ligero biplaza, volo en 1.926 Loring E-2, monoplano ligero de ala alta, se construyeron cuatro en 1.930 Loring R-1, sesquiplano de dos plazas de reconocimiento y bombardeo ligero, se construyeron 30 en 1.925 Loring R-2, desarrollo del R-1, que no llegó a entrar en producción Loring R-3, de reconocimiento y ataque ligero, 4 prototipos en 1.926, construidos 110 en 1.927 Loring T-1, avión ligero de entrenamiento basado en el R-3, un prototipo en 1.926 Loring T-2, conocido como B-1, biplano comercial de 5 pasajeros, construido entre 1.929 y 1.930 Loring T-3, trimotor monoplano comercial, cono cido como B-2 o Barrón comercial, en 1.932 Loring X, monoplano biplaza de ala baja con cabina cerrada, construido en 1.934
Copyright © 2019 BIT INFO Informática Revisión 12.10b 02/07/2019 Powered by Vuelta a Inicio