Los Hermanos Orville y Wilbur  Wright Pioneros de la Aviación  1903
               Los   hermanos   Wright,   Orville   y   Wilbur,   son   nombrados   en   conjunto   y   conocidos   mundialmente   por   ser pioneros   en   la   "Historia   de   la   aviación".   Orville   nació   en   Dayton   (Ohio),   en   1.871   falleciendo   en   1.948   y Wilbur nació en Milville (New Jersey) en 1.867 y falleció en 1.912.
                        Los   hermanos   eran   fabricantes   de   bicicletas,   pero   son   conocidos   por   sus contribuciones   en   el   ámbito   de   la   aviación.   Llegaron   a   diseñar   y   fabricar   un   avión controlable,   que   fue   capaz   de   planear   en   un   corto   vuelo   impulsado   con   ayuda   de una   catapulta   externa.   Dicho   avión   nunca   fue   capaz   de   volar   por   sí   solo,   ya   que   su diseño   no   permitía   que   tuviese   suficiente   sustentación   para   mantenerse   en   el   aire. Sin   embargo,   al   lanzarlo   al   aire   con   una   catapulta   externa,   se   consiguió   un   corto vuelo,   suficiente   para   probar   el   sistema   de   viraje   y   control   del   avión.   Se   afirma   que su   primer   vuelo   se   realizó   el   17   de   diciembre   de   1903,   en   Kitty   Hawk,   a   bordo   del Flyer I. Aunque hay disidencias con respecto a esto.                         Su   gran   aporte   al   vuelo   fue   el   control   de   viraje   mediante   el   alabeo.   Hasta entonces    los    diseños    de    aviones    existentes    eran    difíciles    de    controlar    por    no haberse   considerado   la   necesidad   de   inclinar   las   alas   para   cambiar   de   dirección.   Lo metódico   y   minucioso   del   trabajo   de   los   Wright   estableció   las   bases   para   el   vuelo de los aparatos más pesados que el aire.                         Construyeron   un   túnel   aerodinámico   para   medir   la   sustentación   que   producen distintos   perfiles   a   distintos   ángulos   de   ataque.   Hicieron   volar   controladamente   un aeroplano   de   35   kg,   construido   con   los   pesados   materiales   de   la   época,   con   un motor   de   sólo   19   caballos   de   fuerza   (actualmente   un   ULM   similar,   de   23   kg,   vuela con   54   cv).   Es   importante   recordar   que   también   tuvieron   que   aprender   a   pilotar   y muy   bien,   porque   las   actuales   reproducciones   del   Flyer   I   son   muy   difíciles   de   volar, incluso    en    manos    de    pilotos    expertos,    ya    que    necesitan    un    impulso    externo, proporcionado   por   ejemplo   una   catapulta.   Durante   la   década   de   1890,   los   hermanos Wilbur    y    Orville    Wright    empezaron    a    interesarse    por    el    mundo    de    la    aviación, especialmente   con   la   idea   de   fabricar   y   hacer   volar   una   aeronave   más   pesada   que   el aire,     que     pudiese     despegar     por     medios     propios.     En     esa     época,     ambos administraban   una   fábrica   de   bicicletas   en   Dayton   (Ohio,   U.S.A.),   comenzaron   a   leer y   estudiar   con   gran   interés,   libros   y   documentos   relacionados   con   la   aviación. Siguiendo     el     consejo     de     Lilienthal,     en     el     año     1899     empezaron     a     fabricar planeadores.   A   finales   de   siglo,   comenzaron   a   realizar   sus   primeros   vuelos   con éxito    con    sus    prototipos,    en    Kitty    Hawk    (North    Caroline,    U.S.A.),    lugar    elegido, debido    a    que    en    esa    zona    podían    encontrar    vientos    constantes,    que    soplaban también en una misma dirección, facilitando así los vuelos con planeadores.
Los hermanos Orville y Wilbur Wright y su avión
Con su avión demostrando que era capaz de volar
Realizando pruebas de vuelo
Foto de los hermanos Wright
                           Además   de   eso,   la   zona   disponía   de   un   suelo   plano,   que   hacía   más   fáciles   los aterrizajes.   Después   de   la   realización   de   varias   pruebas   y   vuelos   con   planeadores, los   Wright   decidieron   en   1902   ponerse   a   fabricar   un   avión   más   pesado   que   el   aire. Se   convirtieron   en   el   primer   equipo   de   diseñadores   que   realizaron   pruebas   serias para   intentar   solucionar   problemas   aerodinámicos,   de   control   y   de   potencia,   que afectaban   a   todos   los   aviones   fabricados   en   esa   época.   Para   la   realización   de   un vuelo   con   éxito,   la   potencia   del   motor   y   el   control   del   aparato   serían   esenciales,   y   al mismo tiempo el aparato precisaba ser bien controlado o pilotado.                         Las   pruebas   fueron   difíciles,   pero   los   Wright   fueron   perseverantes.   Al   mismo tiempo,   fabricaron   un   motor   con   la   potencia   deseada,   y   solucionaron   los   problemas de   control   de   vuelo,   a   través   de   una   técnica   denominada   alabeo,   poco   usada   en   la historia   de   la   aviación,   pero   que   funcionaba   en   las   bajas   velocidades   a   las   que   el avión volaría.                         El   avión   que   fabricaron   los   hermanos   Wright   era   un   biplano   al   que   denominaron Flyer   (en   español:   Volador).   El   piloto   permanecía   echado   sobre   el   ala   inferior   del avión,   mientras   que   el   motor   se   situaba   a   la   derecha   de   este,   y   hacía   girar   dos hélices localizadas entre las alas.                         La   técnica   del   alabeo   consistía   en   cuerdas   atadas   a   las   puntas   de   las   alas,   de las   que   el   piloto   podía   tirar   o   soltar,   permitiendo   al   avión   girar   a   través   del   eje longitudinal y vertical, lo que permitía que el piloto tuviera el control del avión.                         El   Flyer   fue   el   primer   avión   registrado   en   la   historia   de   la   aviación,   dotado   de maniobrabilidad   longitudinal   y   vertical,   excluyendo   a   los   planeadores   de   Lilienthal, donde el control era realizado a través de la fuerza del propio tripulante.
Prototipo de los Wright en los talleres
Primeros despegues de su avión por medio de la catapulta
Ya motorizado y con tren de aterrizaje
Los dos hermanos sin el mono de trabajo
La   proeza   pasó   casi   inadvertida   en   una   época   en   que   los   intentos   del   hombre   por   volar   en   aparatos   más pesados   que   el   aire   no   gozaban   de   reconocimiento,   tras   los   sucesivos   fracasos   de   S.   P.   Langley,   quien   había invertido   en   sus   proyectos   50.000   dólares   de   fondos   gubernamentales   entre   los   años   1897   y   1903.   Sin embargo,   la   situación   cambió   radicalmente   en   1905,   cuando   la   prestigiosa   revista   científica   estadounidense Scientific American informó con detalle a sus lectores de la hazaña.                      Por   aquel   entonces,   Orville   y   Wilbur   habían   conseguido   desarrollar   ya   un   ingenio   volador   capaz   de mantenerse   en   el   aire   durante   media   hora   y   recorrer   un   total   de   24   millas   (unos   38,5   km).   Los   Wright   llevaron a   cabo   demostraciones   de   su   invención   en   Europa   y   América   y   fundaron   la   American   Wright   Company;   en 1912,   a   la   muerte   de   Wilbur,   Orville   asumió   la   dirección   de   la   empresa   hasta   1915,   momento   en   que   la abandonó para dedicarse a la investigación aeronáutica.
Uno de los primeros motores fabricados por los Hernamos Wright Volando un biplano ya motorizado por uno de los hermanos Motor fabricado por los Wright con un tipo ya más avanzado Agradecimientos a:  La publicación on-line Biografias y Vidas  Enciclopedia libre on-line Wikipedia  National Museum of the US Air Force   Copyright © 2019 BIT INFO Informática Revisión 12.10b 02/07/2019 Información Legal Powered by  Vuelta a Inicio
Biografía .How Wilbur Wright Solved the Problem of Manned Flight