Historia de Cantabria y sus Pueblos
Gobierno de Cantabria
        La aparición del pueblo Cántabro en las fuentes escritas se corresponde con una fecha concreta, el año 195 a. de C., cuando Catón "el Viejo" emplaza el nacimiento del río Ebro "en el país de los cántabros". En los últimos siglos del primer milenio a. de C., en efecto, un conjunto de unidades suprafamiliares indoeuropeas de carácter céltico entran en un proceso de convergencia identitaria que, en los años inmediatamente anteriores a la Era Cristiana, cuando el territorio que ocupan aparece dentro del espectro de interés del mundo romano, recibe ya una denominación genérica destinada a cristalizar en las fuentes clásicas: la de "Cántabros".

       Como consecuencia de la legendaria resistencia opuesta por este pueblo durante la conquista de Cantabria por las fuerzas romanas, entre el 29 y el 19 a. de C., pero también de la supervivencia de sus rasgos definidores, tanto de sus creencias paganas como de su organización social, su identidad "política" rebrota durante la descomposición del orden antiguo de manera que, durante las últimas fases del Bajo Imperio y las invasiones germánicas, el territorio Cántabro permanece independiente y dotado de unas primeras figuras de representación política, como sería ese Senatus citado por las fuentes del período, siendo parcialmente sometido por el rey visigodo Leovigildo el año 574, pero manteniendo un carácter soberano que de nuevo se manifiesta con motivo de la invasión de España por los musulmanes, y la creación de la primera Monarquía Hispánica Autóctona, la Cántabro Astur, regida por la primera dinastía española, la Casa de Cantabria.

       Para entonces el territorio Cántabro, que de la periferia de los grandes sistemas políticos de la antigüedad y de la Alta Edad Media, el Romano y el Visigodo, ha evolucionado hasta convertirse en el embrión de una construcción política destinada a ejercer la hegemonía sobre el territorio peninsular, la Castellano Leonesa, se compartimenta en varias unidades territoriales: Liébana, Asturias de Santillana, Campóo, Trasmiera y las jurisdicciones orientales, que comienzan, desde los años finales de la Baja Edad Media, y de forma paralela a la lucha de sus poderes laicos autóctonos contra el proceso señorializador, a establecer fórmulas institucionales representativas que, durante los siglos XVI y XVII, se desenvuelven de manera estable: las Juntas Generales de Liébana, Cuatro Villas de la Costa, Merindad de Trasmiera, Nueve Valles de Asturias de Santillana, y la Asamblea General de Campóo. A lo largo del siglo XVIII estas instituciones territoriales abordan un proceso de reintegración que fructifica en una triple esfera: la reunión celebrada en 1727 por el Partido de las Cuatro Villas de la Costa de la Provincia de Cantabria, manifiesta la existencia de un sentimiento unitarista que se materializa definitivamente en 1778 con la creación de la Junta General de la Provincia de Cantabria. La publicación de La Cantabria, de Enrique Flórez, en 1768, devuelve historiográficamente la tierra de los Cántabros a su solar. Adicionalmente, la creación en 1754 de la diócesis de Santander, o en 1785 del Real Consulado de Santander, aportan el refrendo de las instancias eclesiásticas y centrales a un proceso que se culmina en 1801 con la creación de la Provincia Marítima de Santander. Cuando a lo largo de los primeros decenios del siglo XIX se aborde la reordenación provincial de la Monarquía, los territorios Cántabros disfrutarán de una configuración unitaria. Pero el siglo XIX es también el escenario del romántico redescubrimiento de los rasgos de identidad de un pueblo con milenarios antecedentes. La Guerra de Independencia ofrece ocasión para que el Obispo Menéndez de Luarca se declare "Regente de Cantabria", y se constituya un ejército, el "Armamento Cántabro", para la defensa del país. A lo largo de la segunda mitad del siglo, un conjunto de caracterizados hombres de letras entre los que destacan Amós de Escalante, José María de Pereda, Marcelino Menéndez y Pelayo y Angel de los Ríos, comienzan a modelar la imagen histórica de una Cantabria tradicional, ligada a sus raíces ancestrales, desde comienzos del siglo XX respaldada por los trabajos investigadores de Mateo Escagedo, pero durante la Segunda República surge también un cantabrismo laico representado por el Partido Republicano Federal, que redacta un borrador de Estatuto para un futuro Estado Cántabro-Castellano.

        A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, y a pesar del adverso clima político-constitucional, la actividad historiográfica e intelectual, pero también el mayoritario sentir popular, que se canaliza a través del ámbito deportivo y sus federaciones "Cántabras", o de los muy numerosos y nutridos grupos folklóricos, contribuyen a intensificar un sentimiento de identidad que recibe adecuada expresión durante el proceso democratizador, que en Cantabria se une desde un principio a la reivindicación de una condición autonómica diferenciada en el seno de la nueva organización territorial de España. Ello se traduce en la redacción y aprobación del Estatuto de Autonomía para Cantabria, sancionado en 1981, y culminador de un plurisecular itinerario histórico presidido por dos conceptos: la reintegración territorial de las tierras cántabras, y la consolidación de su autogobierno político.

Datos obtenidos de:         
                                                               
La Biblioteca Histórica del Parlamento de Cantabria
Consejo de Gobierno de Cantabria
Presidente de Cantabria
D. Ignacio Diego Palacios
Vicepresidenta y Consejera de Sanidad y B. Soc.
Dª María José Sáez de Buruaga Gómez
Consejera de la Presidencia y Justicia
Dª. Leticia Díaz Rodriguez
Consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico
D. Javier del Olmo Llarza
Consejero de Obras Públicas, O.del T., V. y Urb.
D. Francisco Javier Rodriguez Argüeso
Consejera de Economía, Hacienda y Empleo
Dª. Cristina Mazas Pérez-Oliaga
Consejero de Desarrollo Rural, Ganadería y Pesca
Dª. Blanca Azucena Martínez Gómez
Consejero Medio Ambiente, O. Territorio y Urbanismo
D. Francisco Javier Fernández Gonzalez
Consejero Educación, Cultura, y Deporte
D. Miguel Angel Serna Oliveira
Consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio
D. Eduardo Arasti Barca
Escudo de Santander
Escudo de Torrelavega
Escudo de Castro-Urdiales
Escudo de Laredo
Escudo de Potes
Escudo de Reinosa
Fotos y Escudos heráldicos de diversas Ciudades y Pueblos de Cantabria
Copyright © 2012 BIT INFO Informática
Revisión 12.05b 01/04/2013

Powered
by
Información Legal