Piloto Acrobático Torrelaveguense
      "D. Joaquín Cayón Gutierrez "
Joaquín Cayón en su avioneta
Escudo de Torrelavega
       Joaquín Cayón Gutierrez, nación en Torrelavega (Cantabria) el día 12 de Marzo de 1.891, de familia humilde, de muy joven, decidió buscar "nuevos aires" (del cielo, que le haría famoso), ya que la ciudad de Torrelavega, en aquellos tiempos, no ofrecía grandes oportunidades. Encontró su afición y entusiasmo profesional en el servicio militar que lo realizó en la Escuela de Aerostación de Guadalajara, para pasar más tarde a los Talleres de Experimentación Aeronáutica.

       Su progreso en el trabajo, fue total, pues en poco tiempo consigió ser probador de aviones (Piloto de Pruebas) de una casa Barcelonesa, para terminar, ejemplo de tenacidad e ilusión por el trabajo, como director de la Escuela de Aviación de Barcelona.
        El periódico local de Torrelavega "El Impulsor" se hizo eco en numerosas ocasiones del interés de la prensa catalana y del resto del Estado por las aventuras del intrépido aviador porque ya en el año 1.920 con una aviación todavía poco desarrollada Joaquín Cayón realiza en el aire ejercicios inenarrables: vuelta de campana, simulacro de caida con parada de motor dejando sin guía el aparato, caída de ala, etcétera. Pronto, por la gran resonancia de sus actividades, y Torrelavega que no se olvida de sus hijos más intrépidos, prepara una invitación al aviador para las tradicionales fiestas de la Patrona en Tanos-Torrelavega. El recibimiento lo recoge "El Impulsor" de Julio de 1.921: "El día 17 de Junio fue un día de gloria para Torrelavega con el arribo a esta ciudad del aviador Joaquín Cayón". A las 6 de la tarde el estampido de una bomba (cohete volador) anunciaba su llegada siendo tan grande el interés despertado que de toda la provincia se desplazaron coches repletos de gente, la carretera de Tanos era intransitable, hasta que por fin el pueblo saluda orgulloso al aviador y a su ayudante el simpático "Maxin". Aquellas fiestas de Torrelavega contaron con la gran atracción de los vuelos de Joaquín Cayón, concretamente la tarde de los días 24, 25 y 26 de Junio del citado año 1.921. El día 25 realizó tres vuelos y en los dos últimos llevó como pasajeros a "Samot" (fotógrafo de "El Diario Montañés" y a Luis Soler (redactor literario del decano de la prensa montañesa). El día 26 compartió vuelo con la primera autoridad municipal.

        Fue apoteósica la estancia de Joaquín Cayón en su ciudad natal. Homenajes, abrazos, vítores de sus conciudadanos y un multitudinario banquete al aire libre que cerró su brillante estancia en la ciudad de los Garcilasos (Torrelavega). El tono con la que vibró la ciudad y los torrelaveguenses con Joaquín Cayón lo demuestra el siguiente hecho: La suscripción popular abierta para costear el viaje y su estancia en Torrelavega que ascendió a 6.146,45 pesetas, mientras que los gastos sólo alcanzaron la cantidad de 1.875,25 pesetas.

       Diez años después, Torrelavega y la Montaña enmudecerían al conocer una dolorosa noticia: Joaquín Cayón fallecía a raíz de un accidente ocurrido en una prueba aeronáutica en Getafe. El intrépido aviador montañés dejaba de existir cuando más le necesitaba la aviación española. Fue su vida un continuo riesgo en favor del avance de la técnica y del desarrollo, lo que era toda una aventura en aquellos tiempos.

      De su entrega, del riesgo de su profesión, del afecto de los torrelavegueses hacia la persona de Joaquín Cayón, hemos encontrado en "El Impulsor" la reacción poética de un joven después de ver con que cariño se aplaudía al aviador torrelaveguense:

          Por sentir tanta emoción al bajar del aparato quisiera ser yo Cayón "pero sólo por un rato"
Sentado encima de su avión
        Joaquín Cayón obtendrá su título de piloto civil en la escuela que, bajo la dirección de Salvador Hedilla, posee en el Campo de la Volatería la casa Pujol, Comabella y Compañía. A partir de ese momento quedará vinculado a la citada compañía como piloto de pruebas hasta la desaparición de la misma a finales de 1920. Durante ese tiempo participará también en numerosos eventos deportivos, obteniendo una medalla de oro en el concurso de habilidad para pilotos convocado por el Real Aero Club de Cataluña en 1919. Al año siguiente, participa en otro concurso convocado asimismo por el Real Aero Club de Cataluña y celebrado el 24 de octubre de 1920. El concurso consistía en una prueba de velocidad sobre un circuito de 130 kilómetros. Cayón, que realizó dicho recorrido en una hora y veinte minutos, obtuvo el primer premio. Tras un breve paso por la aviación militar, en 1922 ingresa como Piloto en C.E.T.A, volando en la línea Aeropostal Sevilla - Larache explotada por la misma. Parece ser que, durante su permanencia como piloto de la compañía, era el único que se atrevía a pilotar los escasamente motorizados Dornier Komet I que figuraron en la flota de la compañía.
Posando delante del avión con un amigo
         Su amistad con Jorge Loring, que procedía desde su etapa conjunta en la firma Pujol, Comabella y Cía, y en su sucesora Talleres Hereter, S.A., fue la causa de que, cuando éste montó, en 1.924, su fábrica de aviones en Carabanchel, se llevase consigo a Joaquín Cayón como piloto de pruebas de la misma. Función que sesempeñó durante el resto de su vida. El 3 de Junio de 1.932, murió al estrellarse mientras realizaba un vuelo de pruebas con el trimotor colonial diseñado por Eduardo Barrón y construido en la factoría de Jorge Loring. Respecto al Barrón Colonia o Loring Trimotor, dependiendo si se usa el nombre del diseñador o el del fabricante, se trataba de un modelo trimotor de ala alta arriostrada y construcción enteramente metálica destinado a equipar a las Escuadrillas militares del Sahara.
        Se pretendía que el aparato pudiera cubrir una amplia gama de misiones: Bombardeo, Transporte, Reconocimiento.... Fue diseñado por el Ingeniero Eduardo Barrón para la Casa Loring, pero antes de que el prototipo pudiera estar acabado, Barrón tuvo que abandonar la compañía aquejado de una grave enfermedad. Por si fuera poco la grave crisis económica había golpeado con fuerza a la Loring y todas las esperanzas para evitar la quiebra, estaban colocadas en el contrato para producir una serie de Trimotores Coloniales para la Aviación militar. Los vuelos para las pruebas tuvieron lugar en el Aeródromo de Carabanchel, que esta muy próximo a las instalaciones de Loring, durante el verano de 1.932
        En el curso de uno de esos vuelos de pruebas, el aparato se estrelló, muriendo el piloto Joaquín Cayón Gutierrez y dos mecánicos que en ese momento volaban con él. como consecuencia de este accidente se abandonó el proyecto y la Empresa familiar "Loring" se vió en un proceso de reconversión industrial. Su amigo y empresario Jorge Loring, muy apenado y entristecido por el suceso, mandó construir un mausoleo en el cementerio de Carabanchel Bajo de Madrid, donde fue enterrado junto a los dos mecánicos fallecidos. Con el paso del tiempo su esposa inhumó sus restos, cambiándolos de lugar a otro del mismo cementerio de Carabanchel Bajo, donde actualmente reposan sus restos mortales, con un simple epitafio en la parte inferior de la cruz que dice:                  
                                "Tu esposa no te olvida"
y en la la losa de la lápida:
                                               R.I.P.
                               D. Joaquín Cayón Gutierrez
                                El día 3 de Julio de 1.932
                                En accidente de aviación

      
        El mausoleo donde originariamente fue enterrado con sus dos mecánicos ya no existe, es un trozo de nueve metros cuadrados de tierra batida, se desconoce el destino de los dos mecánicos.
         Su vida no fué muy larga, pero siempre recordada en su lugar y provincia de nacimiento, con la concesión de diferentes nombramientos a calles y plazas, a este hijo ilustre de Torrelavega (Cantabria).
Procedencia de los datos:

Hemetoteca del "Diario Montañés"
Hemeroteca del diario "La Vanguardia"
Archivo Municipal de Ayuntamiento Torrelavega
Bibliotecas de particulares de Tanos-Torrelavega
Archivo Histórico de D. Ricardo Bueno Fernandez
Excmo. Ayuntamiento de Torrelavega (Cantabria)
Excmo. Ayuntamiento de Madrid (Madrid)
Posando con su avión y autoridades de Torrelavega
Revisión 12.05b 19/06/2012
Copyright © 2012 BIT INFO Informática

Powered
by
Información Legal
.
       Según podimos informarnos, los restos de los dos mecánicos, fueron igualmente cambiados de lugar en el mismo cementerio, ya que como indican los libros oficiales del citado cementerio en ese lugar no hay actualmente ninguna sepultura o enterramiento. Descansen en paz.
.